La carrera de ilustrador de estampados

¡Hola gente!


Les voy a contar cómo llegué a convertirme en diseñadora de estampados/prints ya que a lo mejor mi vivencia le puede servir a alguien que quiera dedicarse a esto y no sabe por dónde empezar o de qué va este mundo.



Como muchos de ustedes, yo dibujo desde que tengo uso de razón y aparte de ser uno de mis talentos y mis pasiones es una parte muy importante de mi vida y que me ha servido incluso de terapia y evasión en muchos momentos.

Yo estudié Ilustración en la Escuela de Arte en Gran Canaria (Canarias-España) y cuando entré a estudiar yo no tenía ni idea de cuáles eran las salidas laborales de un ilustrador, yo solo quería dibujar y dedicarme a lo que más me gusta. A mí siempre me atrajo la moda, poder diseñar lo que a mí me gustaría llevar ya que siempre he pensado que las modas son un poco "horteras" y ha habido temporadas en que no me he comprado ropa porque no me gustaba nada de lo que había en las tiendas.
Así que, cuando terminé de estudiar, trabajé en algunos proyectos de cuentos ilustrados  (otra de mis grandes pasiones). Al mismo tiempo empecé a imprimir mis ilustraciones en productos y me encantaba ver mis dibujos "cobrando vida" en camisetas, tazas, bolsos...

Cuatro años después de terminar los estudios de Ilustración me decidí a hacer las maletas y me fui a Londres. Descubrí que es una de las mejores ciudades para desarrollarte como diseñador ya que se valoran mucho las las profesiones creativas y no racanean tanto a la hora de pagar como a menudo sucede en España. Trabajé para una marca de moda prêt-à-porter a la que le diseñé dos colecciones de estampados para vestidos y faldas (Otoño/Invierno y Primavera/Verano). Me fui de España con este trabajo ya apalabrado. No fue tarea fácil, pues este trabajo lo conseguí por medio de una beca europea y fue difícil encontrar una empresa que se quisiera unir al programa de becas ya que el proceso era muy latoso.


Fueron unos meses realmente maravillosos y felices para mí. Estaba diseñando estampados que luego llevarían mujeres tanto de Inglaterra como de otros países. Después de esta experiencia ya tuve claro que quería dedicarme a esto. Así que empecé a ofrecer mis servicios como freelance (en El Reino Unido es muy fácil ser autónoma). Trabajé sobre todo para diseñadores independientes pero yo quería llegar a un público más amplio por eso tomé la decisión de trabajar para Estudios de prints que venden a grandes marcas como Zara, Mango, Calvin Klein...

Basta decir que no fue nada fácil encontrar una oportunidad en cualquiera de estos Estudios. Pues la competencia es brutal y exigen un estilo muy comercial. Por lo que me pasé un par de años intentando "hacer comercial" mi estilo y puliendo mi portafolio. Fue super dura la búsqueda ya que me enfrenté a miles de "no" y a miles de entrevistas con respuesta negativa. Pero yo nunca tiré la toalla. Porque si hay algo que pueda dirigirte hacia el éxito es no desistir nunca si tienes las ideas muy claras.

Me paré a reflexionar qué era lo que fallaba: tal vez mi estilo, la poca experiencia en el sector, mi actitud...Incluso decidí  no intentarlo más porque tal vez me estaba equivocando de profesión. Hay veces que simplemente no es el momento porque no estamos preparados, y yo creo que, en el fondo, no estaba preparada. Pero un día de marzo de 2018 por fin conseguí una oportunidad en un Estudio de prints en Londres, que encima me quedaba a 20 minutos en metro de mi casa. Eso en Londres es un lujazo.
Estuve unos meses trabajando de Design Assistant dibujando las 8 horas del día. Era un Estudio muy pequeñito así que la relación entre las las compañeras era muy cercana y pude obtener información que necesitaba, pues yo estaba decidida a tener mi propio Estudio. Yo siempre he sido muy emprendedora así que me veía más dirigiendo mi propio Estudio que trabajando para otros. Me gustó mucho la experiencia, fui muy feliz. Puede que haya sido de los mejores trabajos que tuve en Londres. Y unos meses después me decidí a emprender mi propio negocio. De ahí surgió Art Prints Studio. Que esto ya es otra historia que te contaré otro día... :)


Espero que mis vivencias te hayan servido para animarte a adentrarte en este precioso mundo de los estampados. Es un campo sumamente competitivo porque hay demasiada oferta y un mercado que está en decadencia y que cada vez pagan menos por los diseños. Pero es muy gratificante cuando vendes cualquiera de tus trabajos y los ves cobrar vida tanto en la ropa como en cualquier objeto decorativo o accesorio. Para saber más acerca de como encontrar oportunidades creativas en Londres puedes visitar uno de mis artículos en el que hablo específicamente de eso, haciendo click aquí.

Si tienes cualquier duda o pregunta, escríbeme un mensaje que haré todo lo posible para aclarar tus cuestiones.
Si quieres recibir mis publicaciones en tu bandeja de email suscríbete a nuestro blog. Para estar al día y compartir recursos con otros diseñadores textiles te animo a que te unas a nuestro grupo de Facebook. Creando comunidad nos apoyaremos unos a otros y seres menos vulnerables.



¡Hasta la próxima!


Comentarios

Entradas populares